Valoración: 3.23 (185 votos)

Diseñada en 1990 por Erik Spiekermann como tipografía ideal para una comunicación eficiente en los impresos de oficinas y empresas, pronto se hizo muy popular en muchas más áreas. La familia Officina cuenta con dos subfamilias que aumentan su flexibilidad: la Officina Sans, sin serifs y la Officina Serif con ella. El estilo está basado en el de las tipografías de las máquinas de escribir tradicionales pero con una apariencia mucho más moderna y tecnológica. En un principio contaba únicamente con dos pesos, suficientes para su uso en oficinas, aunque según fue abarcando más áreas como publicidad o revistas, fue necesario hacer más pesos entre los originales Book y Bold. Para crear estos nuevos pesos además de otras variantes como capitulares, Spiekermann contó con la colaboración de Ole Schaefer, director tipográfico y diseñador en MetaDesign. La Officina Sans es tremendamente legible debido a su cuidado espaciado, la gran altura de la “x” y sus formas optimizadas para que se puedan imprimir perfectamente en sistemas de baja resolución como fax y pantallas de ordenador.


344 comentarios:

Gianbautista

Aguante bodoni!


Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia Reconocimiento 2.5 España de Creative Commons.