La ciencia de la tipografía

Ellen Lupton

Ellen Lupton publica en Typotheque un artículo que resume las diversas investigaciones científicas aplicadas a la tipografía que se desarrollaron durante el siglo XX. Aunque quizás los métodos utilizados en estas pruebas no fueron de todo acertados, las conclusiones a las que se llegaron resultan por lo menos interesantes.


A pesar de los heroicos esfuerzos para crear un discurso crítico sobre el diseño, esta profesión siempre fue gobernada por costumbres e intuiciones. Interesada en actitudes alternativas, recientemente me dediqué a la literatura científica enfocada a la tipografía.

Desde finales del siglo XIX, investigadores de varios campos — psicología, ergonomía, interacción del hombre con el ordenador y diseño — hicieron diversos test sobre la eficacia de la tipografía. Estas investigaciones, desconocidas para los diseñadores más actuales, nos informan rigurosamente, quizás de un modo aburrido y poco concluyente, de cómo la gente responde a las palabras escritas en una página impresa o en una pantalla.

¿Qué aprendí después de sumergirme por cientos de fotocopias y descargas de periódicos con nombres como “Tecnología del Comportamiento y la Información” y “Periódico Internacional de Estudios Hombre — Máquina”? Mucho y poco.

Cada estudio prueba ciertas variables por separado (tipografía, interlineado, resolución de la pantalla, etc) y aunque racional y científico, este proceso resulta un poco problemático debido a que muchas de esas variables influyen sobre las otras.

En 1929 Donald G. Paterson y Miles A. Tinker publicaron un análisis sobre el tamaño de la tipografía, análisis que forma parte de una serie de estudios que hicieron en la búsqueda de la “higiene de la lectura”. Los textos fueron expuestos en 6, 8, 10, 12 y 14 puntos. El estudio concluyó en que 10 puntos es el tamaño óptimo para una lectura eficiente, pero ese resultado solamente es válido para el texto con una anchura particular (80 mm.) y utilizando una tipografía específica (que no fue revelada).

Otro estudio de Paterson y Tinker probó diez tipografías distintas, incluyendo tipografías tradicionales con serif, la Kabel Lite (de palo seco), la American Typewriter (monoespaciada) y la gótica Cloister Black. Solamente estas dos últimas provocaron alguna variación significativa de velocidad en la lectura. La conclusión de los autores: “Las tipografías [...] de uso común son todas igual de legibles.” La ciencia deja al diseñador un gran abanico de posibilidades donde escoger.

En 1998, un estudio probó varias tipografías en pantalla revelando conflictos entre cómo se comportan los usuarios y sus gustos personales. Un equipo de la universidad Carnegie Mellon comparó la Times New Roman con la Georgia (tipografía con serif diseñada para pantalla). Aunque en un principio no se encontró ninguna diferencia objetiva, los usuarios prefirieron la Georgia, que la definieron como más nítida, amable y fácil de leer. En el segundo test se comparó la Georgia con la Verdana, tipografía de palo seco diseñada también para ser leída en pantalla. En este caso, los usuarios expresaron una ligera “preferencia subjetiva” por la Verdana, pero realizaron una mejor lectura con la Georgia. Una vez más, el estudio acabó sin ninguna norma definitiva.

¿Cómo se juzga la eficacia tipográfica? La “legibilidad” se refiere a la facilidad con la que una letra o palabra puede ser reconocida (examinada por el ojo), mientras que la “lecturabilidad” describe la facilidad con la que un texto puede ser comprendido (en un proceso mental de frases con significado). Los diseñadores acostumbran a distinguir entre “legibilidad” y “lecturabilidad” como la parte objetiva y subjetiva de la experiencia tipográfica. Para los científicos, sin embargo, la lecturabilidad puede ser calculada objetivamente, siendo la velocidad de lectura la comprensión. Los experimentos en muchos de los estudios citados aquí fueron desarrollados leyendo un texto y respondiendo unas preguntas después. (Velocidad y comprensión fueron analizadas juntas porque una lectura más rápida se alcanza a menudo a expensas de la comprensión del contenido).

La literatura sobre la lecturabilidad incluye numerosos artículos que explican donde y por qué se prefiere el papel en lugar de la pantalla. En 1987 se hicieron varias investigaciones para IBM sobre las variables que afectan al texto tanto en pantalla como en la página, como la calidad de la imagen, tipografía o el interlineado. Aunque la intención era identificar el culpable de las bajas prestaciones de las pantallas, descubrieron algo muy distinto: la existencia de un conjunto de factores donde cada variable afectaba a las otras. Se demostró así que la pantalla no era la causa de su propia ineficacia; el culpable era el modo en que se presentaba el texto, en otras palabras, su diseño.

En un segundo experimento, el equipo de IBM comprobó que las diferencias de eficiencia entre el papel y la pantalla podrían ser eliminadas completamente si las pantallas se creasen para parecerse más a las condiciones “normales” de impresión. En este estudio se utilizaron tipografías negras y suavizadas en una pantalla clara de alta resolución — características que llegaron a ser más o menos estándares en la década de 1990. La investigación de IBM estableció que las convenciones de diseño desarrolladas para impresión se pueden traducir para la pantalla.

Mientras que este trabajo confirma la concordancia entre el diseño en papel y pantalla, otra investigación desafió algunos de nuestros conceptos más asentados: cuestiona la longitud de línea y el número apropiado de caracteres por línea. El modernismo suízo promovió durante mucho tiempo las líneas cortas como ideales para la lectura, desde Josef Müller-Brockman (siete palabras por línea) a Ruedi Rüegg (de cuarenta a setenta caracteres). Estas reglas llegaron a convertirse en instintivas para muchos diseñadores.

La ciencia, no obstante, nos revela algo muy distinto. Un estudio determina que las líneas de gran longitud son mucho más eficientes que las cortas, concluyendo que las columnas de texto deben cubrir lo máximo posible la pantalla aunque las páginas HTML sin estructurar y con menos márgenes, expandiéndose para cubrir la pantalla con una sola columna, pueden transmitir una apariencia grotesca.

Otro estudio compara textos de ochenta caracteres por línea con otros de solo cuarenta. Las líneas de ochenta caracteres fueron creadas estrechando el ancho de cada letra para que cogiera mucho más texto en el mismo espacio. A pesar de este crimen imperdonable contra la tipografía, el estudio descubrió que los usuarios podían leer las densas líneas con mucha más eficacia que otras con menos caracteres — y por lo tanto con proporciones normales.

Cuestionar las normas establecidas no es malo. Quizás las investigaciones citadas aquí no nos dicen exactamente cómo tratar la tipografía pero sus conclusiones podrían ser útiles de otras maneras. Por ejemplo, el espacio en blanco en todo lo relacionado con la tipografía fue algo siempre muy defendido. Quizás sea hora de reconsiderar el valor de la densidad en una página de papel o en una pantalla creando un ambiente más humano. Evitemos las posturas demasiado refinadas y la excesiva distancia entre la ‘a’ y la ‘b’. Apoyemos una mayor riqueza, diversidad y compacticidad entre la información y las ideas, la gente y los lugares.

Este artículo, traducido por Oscar Otero, se pude ver en la web de Ellen Lupton en su versión original inglesa: Science of Typography

474 comentarios:

Mónica Hedderich
m.hedderich@clix.pt

Hola, que tal? Soy Mónica Hedderich, portuguesa aun que no lo parezca por el nombre y estudio diseño gráfico en BAU, Barcelona. Me intereso mucho este texto porqque llevo ya algun tiempo buscando información para un trabajo que quiero hacer sobre el papel de la tipografia en los medios y la verdad es que es bastante dificil aun que no lo parezca, encontrar información que no varie mucho de autor para autor. La verdad, es que lo que me interesa para este trabajo, es encontrar tipografias que hubieran sido creadas para ser leidas en peridodicos como la Times hasta las más reciente para que de este modo, podamos ver una evolución y el porque del cambio. Como las serifas van cambiando como en el caso de la tipo del periodico metro. llevo 2 trades enteres en la UAB e el resto en internet y la información es muy escasa desafortunadamente. Quisiera saber se me poderian aydar, o darme alguna pista de libros no no pongan solo imagen y autor, pero que expliquen algo más como este texto. Las tipos que para ti, por ejemplo, sean las más significativas para hacer esta investigación. Disculpen mi penoso castellano. Saludos y gracias

Oscar
Correo ou Web

Hola, Mónica. En este enlace puedes encontrar todas las tipografías que existen en letrag que están diseñadas expresamente para periódicos. Espero que te sea de ayuda.

massy

es todo una bosta!!! poco serio ponganse las pilas che!!!

Txusma
txusmarcano@gmail.com

Hola Óscar: Enhorabuena por el "site". ¿podrías poner otra vez el link a las tipos para periódicos? Gracias y un saludo. Para disfrutar de la Tipografía: http://lletraorama.blogspot.com

Oscar

Hola Txusma. Buscando por la palabra "periódico" te salen todos los tags que te llevan a tipografías de periódicos.

Edaly
edaly_florian@hotmail.com

Hola, me podrían ayudar por favor, estoy buscando definiciones de tipografía y algunos artículos relacionados. saludos...

Lucía
log@daemonia.org

Hola, Oscar:

Me presento más o menos, me llamo Lucía, profesionalmente soy editora web, y también estudio, te cuento esto por lo siguiente, estoy haciendo un curso de doctorado en la universidad de Alcalá, mis estudios están enfocados a la web semántica, y en este sentido estoy haciendo una ontología sobre tipografía, me gustaría que sirviera de ayuda a la hora de buscar fuentes, entonces, todo este rollo que te cuento es para preguntarte lo siguiente: si tuvieras una herramienta para buscar fuentes, ¿por qué campos considerarías interesante buscar?

Gracias

Oscar

Hola, Lucía.
A la hora de clasificar (y por lo tanto buscar) las tipografías existen dos vertientes: la que se rige por aspectos físicos y la que tiene máis en cuenta los aspectos históricos. Por aspectos físicos me refiero, por ejemplo, a buscar una tipografía con características como que tenga serif, que sea redondeada, que tenga los remates cuadrados, etc, mientras que las características históricas tienen en cuenta las tipografías que nacieron en un determinado contexto físico y temporal (por ejemplo las tipografías venecianas del siglo XV) o las de alguno de los movimientos estilísticos del siglo IXX y XX como por ejemplo el "Jugendstil", "Art Noveau" o el Dadaísmo. Yo considero que resulta mucho máis interesante esta segunda vertiente ya que, aunque puede provocar gran cantidad de secciones y subsecciones, precisamente esta variedad es la que otorga un resultado más preciso. Cada tipografía refleja un sentimiento propio, una cultura y unos valores propios de un lugar y momento determinado y que va mucho más allá de si el resultado final tiene o no serif. En las clasificaciones que se rigen por rasgos físicos, puedes encontrar, por ejemplo, en unha misma sección a la tipografía Times New Roman y a la Garamond y en realidad no tienen nada que ver. Una nació en Inglaterra en el siglo XX como tipografía para periódico y la otra es francesa y del siglo XVI, creada también para texto pero no necesitaba cubrir muchas de las necesidades de la primera y su apariencia refleja un mundo totalmente distinto.

Espero que te sea útil.
Un saludo

mmm

que perdidia de tiempo

diseño web valencia
administraor@gmail.com

interesante

delamor_a
sara_delamora@hotmail.com

Muy interesante todo lo que he leído aquí...
Ando haciendo una investigación de este tipo, me preguntaba si alguien (Oscar, viendo tu explicación básicamente esto va por ti...) podría ayudarme a encontrar una buena clasificación histórica de las tipografías más recientes, y/o de autores que hayan investigado tipografías diseñadas para su aplicación en pantalla.
Para los que les interese, enconté un link con un pdf muy completo con un breve resumen histórico de la tipografía desarrollado por Jose María Cerezo:
www.uma.es/Estudios/Centros/informacion/eg/4distip.pdf
Saludos!!

Tricia
tricia_starr@live.com

hola! soy diseñadora gráfica y estudiante de ilustración.Estoy trabajando en un proyecto tipográfico y me gustaría saber de algún sitio o libro dónde informarme sobre la psicología de la tipografía,además de cómo influye el color y demás.
También me gustaría saber dónde se imparten estudios sobre tipografía y cómo acceder a ellos.
Muchas gracias y felicidades por la página,ya está entre mis favoritos :)

juan
juansito1179@hotmail.com

Hola que tal, me podrian ayudar con infromacion sobre la tipografia del futurismo como movimiento de vanguardia y las repercusiones que tuvo para hoy en dia

Gracias espero su respuesta


Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia Reconocimiento 2.5 España de Creative Commons.